Holyrood Church 715 West 179 Street, Upper West side Manhattan, USA, 212-923-3770 mzepeda@holyroodsantacruz.org

Transformación en Jesús

Buenos días, feliz viernes y bendiciones. Les recuerdo que hoy tenemos ‪a las 12:00 pm‬ nuestra Misa comunitaria y Eucaristía. No te quedes en tu casa.
Hoy estamos reflexionando sobre cómo sabemos que hemos pasado por una verdadera transformación en Jesús. Tendemos a ver la responsabilidad como un medio para evitar que hagamos cosas "malas". Reforzamos la idea de que nuestra evolución espiritual se trata de eliminar los comportamientos negativos. Pero ¿qué pasa si solo reemplazo ese tiempo con videojuegos o veo televisión? Esas son actividades bastante benignas, ¿verdad? Se hace mucho más difícil responsabilizarnos mutuamente de lo que es realmente beneficioso porque, en última instancia, es diferente para cada un@ de nosotr@s.

Muchas de las parábolas de Jesús se centraron en lo bueno que dejamos sin hacer en lugar de lo malo que hacemos. Esto no significa que las cosas negativas que hacemos no importen, pero es mucho más difícil responsabilizar a alguien por las oportunidades que ignora. Nunca le preguntarías a una persona, "¿Olvidaste visitar a alguien en prisión hoy? ¿Olvidaste vestir a alguien que estaba desnud@?
Sin embargo, lo que descuidamos hacer dice tanto sobre nuestro desarrollo espiritual como lo que seguimos haciendo que no deberíamos. Cuando reducimos la santidad para simplemente "dejar de pecar", nos volvemos increíblemente superficiales y perdemos el panorama general de lo que realmente se trata la salvación de Cristo: la transformación.
 
En la Biblia, la transformación significa "cambio o renovación de una vida que ya no se ajusta a los caminos del mundo a una que agrada a Dios" (Romanos 12: 2). Esto se logra mediante la renovación de nuestras mentes, una transformación espiritual interna que se manifestará en acciones externas. La Biblia presenta la vida transformada en Cristo como se demuestra a través de "dar fruto en toda buena obra [y] crecer en el conocimiento de Dios" (Colosenses ‪1:10‬). La transformación involucra a aquellas personas que alguna vez estuvieron lejos de Dios siendo "acercadas" a Él a través de la sangre de Cristo (Efesios ‪2:13‬).
Pablo enumera el fruto que debería ser evidente en aquellas personas que son guiadas por el Espíritu de Dios y que han sido transformadas como "amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, gentileza y autocontrol". Ahora yo te pregunto; ¿estás mostrando frutos de transformación?
Bendiciones
Padre Luis +

Date news: 
Viernes, Febrero 14, 2020 - 11:15