Holyrood Church 715 West 179 Street, Upper West side Manhattan, USA, 212-923-3770 holyroodsantacruznyc@gmail.com

Una construcción sólida

 

 

Buenos días, feliz jueves y muchas bendiciones.

El Evangelio de hoy (Mateo 7: 21-29) presenta la última parte del Sermón del Monte: (a) no es suficiente hablar y cantar, es necesario vivir y practicar (Mt ‪7: 21-23‬); (b) la comunidad construida sobre la base de la nueva ley del discurso en el monte permanecerá en pie en el momento de la tormenta (Mt 7: 24-27); (c) las palabras de Jesús son un juicio severo sobre los líderes religiosos contemporáneos, los escribas (Mt 7: 28-29).

La conclusión final del Sermón del Monte es abrirse y practicar. Muchas personas confían su seguridad a regalos extraordinarios u observancia. Pero su verdadera seguridad no proviene del prestigio ni de la observancia. ¡Viene de Dios! Viene del amor de Dios que nos ha amado primero (1 Juan ‪4:19‬). Su amor por nosotr@s, manifestado en Jesús, excede todo (Romanos 8: 38-39). Dios se convierte en nuestra fuente de seguridad cuando buscamos hacer su voluntad. Allí Él será la roca que nos sostiene en los momentos de dificultad y tormenta.

Construir la casa de un@ sobre arena significa construir nuestras vidas sobre cosas que son inestables y breves, cosas que no pueden resistir las pruebas del tiempo y los riesgos de eventualidad. ¿Qué son esas cosas? Dinero, éxito, fama e incluso salud y prosperidad. Cada una de esas cosas es buena en sí misma; pero ninguno de ellas es confiable o sólida.

 

Construir la a casa en roca significa basar nuestras vidas en cosas que son sólidas, duraderas, cosas que no pueden dejarse llevar por las tormentas de la vida. "El cielo y la tierra pasarán", dice Jesús más adelante en este evangelio según Mateo, "pero mis palabras no pasarán". (24:35) Construir nuestra casa en roca significa construir nuestra vida en Dios. La roca es uno de los símbolos bíblicos preferidos para Dios. "Confía en el Señor para siempre", leemos en el profeta Isaías, "porque el Señor es una roca eterna". (26: 4) El libro Deuteronomio dice lo mismo: "Él es la roca; sus obras son perfectas. Todo lo que hace es justo y recto. Es un Dios fiel que no hace nada malo; cuán justo y recto es". (32: 4)

Por lo tanto, construir nuestra casa sobre la roca significa, vivir en la Iglesia y no quedarse al margen, a distancia, con la excusa de que la Iglesia está llena de personas hipócritas, deshonestas y pecadoras ¡Por supuesto que eso es cierto! La Iglesia está compuesta de personas pecadoras como nosotr@s. Pero hemos llegado para sanarnos y sanar a otras personas y así seguir construyendo un discipulado radical que adelante la propuesta de vida de Jesús. 


Quiero dejarte con estas preguntas para que puedas meditar y reflexionar durante el día y así podamos ser mejores discípulos de Jesús. ¿Cómo busca nuestra iglesia equilibrar la oración y la acción, la oración y la práctica, hablar y hacer, enseñar y practicar? ¿Qué podría mejorar en nuestra iglesia, para que sea una roca, una casa segura y acogedora para todos?

Bendiciones

Padre Luis +

Date news: 
Jueves, Junio 25, 2020 - 09:30