Holyrood Church 715 West 179 Street, Upper West side Manhattan, USA, 212-923-3770 holyroodsantacruznyc@gmail.com

Abre tu corazón para que los milagros sean posibles

 

 

Buenos días, feliz viernes y muchas bendiciones.

 

El Evangelio de hoy (Mateo 13: 54-58) nos cuenta la visita de Jesús a Nazaret, su comunidad nativa. Pasar por Nazaret fue doloroso para Jesús. Lo que era su comunidad al principio, ahora ya no lo es. Algo ha cambiado.

 

Parece que hubo un momento en que la luz se abrió paso, cuando la gente se dio cuenta del poder de la sabiduría y las acciones de Jesús. Entonces las nubes se acercaron y pensaron: "Si él fuera tan especial, no nos lo habríamos perdido".

 

Sabemos con certeza que donde no hay fe, Jesús no puede hacer milagros. La gente de Nazaret estaba tan segura de que sabían todo acerca de Jesús que no estaban list@s para ser sorprendid@s por su novedad. Estamos conmocionad@s por la negativa de l@s vecin@s de Jesús a aceptarlo. Estaban tan segur@s de conocerlo bien que pensaron que sabían todo sobre él.

 

También debemos reconocer que los nazarenos estaban celos@s de Jesús, no podían hacer frente a que él fuera otra cosa que el hijo del carpintero. Querían llevarlo a su nivel. Yo te pregunto, ¿Cómo responde al crecimiento positivo y el cambio a otr@s que conocía en el pasado? La próxima vez que te encuentres a alguien del pasado y notes cómo ha crecido desde la última vez que lo conociste, ¿darás un reconocimiento generoso o te ofenderás?

 

Vivimos en una era de prejuicios masivos, de un inquietante aumento de las tensiones raciales e incluso del odio. Pido tomar conciencia de mis propios prejuicios, de lo que me impide ver lo nuevo y lo bueno en otr@s que creo que conozco bien, ya sean individuos o grupos. ¿Estoy seguro de conocer a Jesús tan bien que no puedo conocerlo mejor? Pude haber perdido la capacidad de ser sorprendido por Jesús, por su forma de actuar y por sus demandas sobre mí. Pido no estar cerrado a su presencia y sordo a su vocación.

 

Podemos ignorar o despreciar fácilmente lo que es familiar. ¿Cómo fue para Jesús cuando su propia gente "se ofendió por él" solo porque lo conocían? Te invito a que hoy hables con Jesús sobre esto, recordando lo que sucede cuando las personas son groseras contigo.

 

Después de leer este evangelio, me doy cuenta de que siempre es un riesgo, incluso para mí, porque podría encontrarme resistiendo la presencia de Jesús en nuevas áreas de mi vida, o sus desafíos para algunas de mis relaciones, o para mis actitudes hacia lo que está sucediendo en la Iglesia y en el mundo que me rodea. Pido un corazón abierto, la voluntad de conocer a Jesús cada vez mejor para poder amarlo más y seguirlo más de cerca.

 

Hoy los invito para que podamos orar por las víctimas de la no aceptación, especialmente por los migrantes y refugiad@s, LGBTQ, mujeres, personas sin hogar, usuarios de drogas, etc.

 

Bendiciones

 

Padre Luis +

Date news: 
Viernes, Julio 31, 2020 - 10:45